MENU

domingo, 6 de septiembre de 2009

MINAS DE WOLFRAMIO DE BARRUECOPARDO

Las minas de wolframio de Barruecopardo se reabrirán en 2009 por una filial irlandesa
Barruecopardo (Salamanca).- La empresa de capital irlandés Minera Saluro y la Sociedad de Investigación y Explotación Minera de Castilla y León, Siemcalsa, tienen previsto reabrir en 2009 la mina de wolframio de la localidad salmantina de Barruecopardo, dada la cotización al alza de este mineral en el mercado internacional
Según ha informado hoy a efe el alcalde del municipio de Barruecopardo, Jesús María Ortiz, "estas dos empresas tienen claro que quieren abrir las minas de wolframio durante el próximo año 2009 ya que nuestro término municipal es muy rico en este mineral".
La impulsora de esta iniciativa es Siemcalsa, empresa participada por la Junta de Castilla y León, que desde principios de este año está realizando las catas de wolframio en el antiguo asentamiento minero de Barruecopardo.
De momento, Minera Saluro y Siemcalsa han desarrollado varios sondeos a los largo de los 1.500 metros de longitud de la mina, en un recinto de aproximadamente cuatro hectáreas.
A día de hoy, el precio de referencia en el mercado internacional del wolframio lo está marcando la Bolsa de Londres en unos márgenes que oscilan entre los 247 y los 253 dólares por cada unidad de este mineral (10 Kilos), hecho que posibilita la reapertura de numerosas minas de wolframio del Oeste peninsular, que fueron cerradas durante los años 80 porque eran deficitarias.
Según han explicado hoy a EFE fuentes de Siemcalsa, la cotización del wolframio se ha disparado desde marzo de 2005 ya que la producción de este mineral en China sufrió una fuerte regulación.
En marzo del próximo año, Minera Saluro y Siemcalsa han previsto concluir el primer estudio minero, para el cual han invertido alrededor de tres millones de euros y que les permitirá conocer con exactitud las toneladas que se podrán extraer de este mineral.
El montaje de la mina supondrá una inversión de 15 millones de euros.
EL precedente de esta iniciativa se encuentra en el municipio salmantino de Los Santos donde, impulsado también por Siemcalsa, el grupo australiano Heemskirk ha iniciado este año la extracción de wolframio, convirtiéndose en la tercera mina de wolframio de mayores dimensiones de Europa, con una producción media anual prevista de 400.000 toneladas, que supondrá una facturación de 10 millones de euros al año, según las estimaciones.
La mina de wolframio de Barruecopardo, al igual que las del resto del Oeste peninsular, tuvo su máximo esplendor durante la II Guerra Mundial, ya que toda la producción la necesitaban los países participantes en el conflicto para la fabricación de armamento bélico.
Hasta que se cerró en el año 1983, la mayoría de los vecinos de Barruecopardo trabajaron para la empresa bilbaína Coto Minero.
Este mineral se utiliza, principalmente, para el endurecimiento del acero.
En la actualidad, es muy demandado para la fabricación de herramienta, sobre todo las que se utilizan para la perforación y el corte, según Siemcalsa.
http://www.soitu.es/soitu/2008/09/03/info/1220456919_081029.html